Recomendaciones

1.- Indicaciones para el lavado y la antisepsia de manos.


A.- Cuando las manos están visiblemente sucias o contaminadas con material proteico o están visiblemente sucias de sangre u otro fluido corporal, deben lavarse las manos con agua y jabón antimicrobiano o no antimicrobiano, indistintamente.

B.- Si las manos no están visiblemente sucias, usar soluciones alcohólicas para la frotación de manos para la descontaminación rutinaria de las manos en todas las situaciones clínicas descritas en el apartado 1 de C a J. Como alternativa y en las mismas situaciones, pueden lavarse las manos con agua y jabón antimicrobiano.

C.- Descontaminar las manos antes de tener un contacto directo con pacientes.

D.- Descontaminar las manos antes de ponerse los guantes estériles cuando se haya de insertar un catéter intravascular central.

E.- Descontaminar las manos antes de insertar un catéter urinario transuretral, un catéter vascular periférico u otro instrumento invasivo que no requiera un procedimiento quirúrgico.

F.- Descontaminar las manos antes del contacto con la piel sana del paciente (Ej.: para tomar el pulso o la presión arterial o levantar el paciente).

G.- Descontaminar las manos antes del contacto con fluidos corporales o excrementos, membranas mucosas, piel no intacta y apósitos de heridas si las manos no están visiblemente sucias.

H.- Descontaminar las manos si se desplaza desde una zona del cuerpo contaminada hacia una zona del cuerpo limpia durante el cuidado del paciente.

I.- Descontaminar las manos después del contacto con cuerpos inanimados (incluyendo equipo médico) en las proximidades del paciente.

J.- Descontaminar las manos después de sacarse los guantes.

K.- Antes de comer y después de usar el baño, deben lavarse las manos con agua y jabón antimicrobiano o no antimicrobiano, indistintamente.

L.- Las toallitas impregnadas con una solución antimicrobiana pueden ser consideradas como una alternativa al lavado de manos con agua y jabón no antimicrobiano. Por no ser tan efectivas en la reducción del número de colonias sobre las manos del personal sanitario como las soluciones alcohólicas para la frotación de manos o lavarse las manos con agua y jabón antimicrobiano, no son un sustitutivo al uso de soluciones alcohólicas para la frotación de manos o el lavarse las manos con agua y jabón antimicrobiano.

M.- Deben lavarse las manos con agua y jabón no antimicrobiano o agua y jabón antimicrobiano si se supone o se ha probado que ha existido una exposición al Bacillus Anthracis. La acción física de lavado y enjuague en estas circunstancias es recomendable porque los alcoholes, la clorhexidina, los iodóforos y los otros agentes antisépticos tienen poca actividad contra las esporas.

N.- No se puede hacer ninguna recomendación con relación al uso rutinario de soluciones no alcohólicas para la frotación de manos para la higiene de manos en centros sanitarios. Tema no resuelto.

2.- Técnicas del cumplimiento de la higiene de manos.


A.- Cuando se descontaminan las manos con soluciones alcohólicas para la frotación de manos, aplicar el producto sobre la palma de una mano y frotar las manos juntas, cubriendo toda la superficie de manos y dedos, hasta que estén secas. Seguir las recomendaciones del fabricante con relación a la cantidad de producto a usar.

B.- Cuando se laven las manos con agua y jabón, mojar primero las manos con agua, aplicar la cantidad de producto recomendada por el fabricante y frotar las manos juntas vigorosamente durante al menos 15 segundos, cubriendo toda la superficie de las manos y los dedos. Enjuagar las manos con agua y secarlas detenidamente con una toalla desechable. Usar una toalla para cerrar el grifo. Evitar usar agua caliente porque la exposición repetida al agua caliente puede incrementar el riesgo de dermatitis.

C.- Las presentaciones líquidas, en pastilla, hojas o polvo son aceptables para lavarse las manos con agua y jabón no antimicrobiano. Cuando se use la forma de pastilla, se debe usar una jabonera con rejilla para facilitar su secado y pastillas pequeñas de jabón.

D.- El uso de toallas multiuso de tejido en forma colgante o rollo, no son recomendables para los centros sanitarios.

3.- Antisepsia quirúrgica de manos.


A.- Quitarse los anillos, relojes, brazaletes, etc., antes de empezar el lavado quirúrgico de manos.

B.- Limpiar bien por debajo de las uñas usando un limpiador de uñas apropiado debajo del agua corriente.

C.- En la antisepsia quirúrgica de manos se recomienda el uso indistinto de un jabón antimicrobiano o de una solución alcohólica para la frotación de manos, con actividad remanente, antes de ponerse los guantes estériles para las intervenciones quirúrgicas.

D.- Cuando se proceda a la antisepsia quirúrgica de manos utilizando un jabón antimicrobiano, frotar las manos y los antebrazos durante el tiempo recomendado por el fabricante, normalmente entre 2 y 6 minutos. Frotaciones de largo tiempo como 10 minutos no son necesarias.

E.- Cuando se proceda a la antisepsia quirúrgica de manos utilizando una solución alcohólica para la frotación de manos con actividad remanente, seguir las instrucciones del fabricante. Antes de aplicar la solución alcohólica, prelavar completamente las manos y los antebrazos con agua y jabón no antimicrobiano. Después de la aplicación de la solución alcohólica como se recomienda, dejar secar detenidamente las manos y los antebrazos antes de ponerse los guantes.

4.- Selección de agentes para la higiene de manos


A.- Se debe proporcionar al personal productos eficaces para la higiene de manos, con un débil potencial de producir irritaciones, especialmente si estos productos se usan una multitud de veces por turno. Esta recomendación se aplica a los productos usados para la antisepsia de manos antes y después del cuidado del paciente en zonas clínicas y a los productos usados para la antisepsia quirúrgica de manos por parte del personal de quirófano.

B.- Para maximizar la aceptación de los productos de higiene de manos por parte del personal sanitario, solicitar la opinión de estos empleados respecto al tacto, la fragancia y la tolerabilidad dérmica de todos los productos en consideración. El coste de los productos de higiene de manos no debe ser el factor principal que influya en la selección de producto.

C.- Cuando se seleccione un jabón no antimicrobiano, jabón antimicrobiano o soluciones alcohólicas para la frotación de manos, solicitar información de los fabricantes respecto a las interacciones conocidas entre los productos utilizados para la limpieza de manos, cuidado de las manos y todo tipo de guantes que se usen en el centro sanitario.

D.- Antes de tomar la decisión de compra, evaluar los sistemas de dispensación de los diferentes fabricantes o distribuidores de productos para asegurarse que los dispensadores funcionan correctamente y suministran el volumen apropiado de producto.

E.- No añadir jabón en un dispensador medio vacío. Esta práctica de "rellenar" dispensadores puede provocar la contaminación del jabón.

5.- Cuidado de la piel


A.- Proporcionar a los profesionales sanitarios las lociones y cremas de manos necesarias para minimizar la aparición de dermatitis irritativas de contacto asociadas tanto con la antisepsia como con el lavado de manos.

B.- Solicitar información de los fabricantes con relación a lo efecto remanenente que estas lociones, cremas o antisépticos alcohólicos de manos pueden tener sobre los jabones antimicrobianos usados también en el centro.

6.- Otros aspectos de la higiene de manos


A.- No llevar uñas artificiales o extendedores cuando se tenga que tener contacto directo con pacientes de alto riesgo (Ej.: en UCI o quirófanos).

B.- Asegurarse de que la longitud natural de las uñas no sobrepasa el 1/4 de pulgada. (NT: equivale a 0,6 cm).

C.- Llevar siempre guantes cuando pueda haber contacto con sangre u otro material potencialmente infeccioso, membranas mucosas o piel no intacta.

D.- Quitarse los guantes después del cuidado del paciente. No llevar el mismo par de guantes para el cuidado de más de un paciente, en técnicas diferentes sobre un mismo paciente y no lavar los guantes entre pacientes.

E.- Cambiar los guantes durante el cuidado de un mismo paciente si se tiene que desplazar desde una zona contaminada a una zona limpia.

F.- No hay una recomendación respecto al uso de anillos en centros sanitarios. Tema no resuelto.

7.- Programas para la educación y motivación de los trabajadores sanitarios


A.- Como parte de un programa global para la mejora de las prácticas de higiene de manos de los trabajadores sanitarios, se debe educar al personal respecto a las actividades de cuidado de pacientes que pueden conllevar la contaminación de las manos y las ventajas e inconvenientes de los diversos métodos de limpieza de manos.

B.- Monitorizar el cumplimiento por parte de los trabajadores sanitarios de las prácticas de higiene de manos recomendadas y proporcionar información al personal respecto al nivel alcanzado.

C.- Motivar a los pacientes y a sus familiares para que recuerden a los trabajadores sanitarios que deben descontaminar sus manos.

8.- Medidas administrativas


A.- Hacer que la adhesión a la mejora de la higiene de las manos sea una prioridad institucional y proporcionar el soporte administrativo y financiero apropiado.

B.- Implementar un programa multidisciplinar diseñado para mejorar la adhesión por parte del personal sanitario a las prácticas de higiene de manos recomendadas.

C.- Como parte de un programa multidisciplinar para la mejora de la adhesión a la higiene de las manos, proporcionar a los trabajadores sanitarios un producto para la frotación de manos en solución alcohólica que sea fácilmente accesible.

D.- Para la mejora de la adhesión a la higiene de las manos entre el personal en áreas en que se prevé una alta presión asistencial y una gran intensidad de cuidados al paciente, poner a disposición del personal sanitario una solución alcohólica para la frotación de manos a la entrada de la habitación del paciente, en cualquier otra localización conveniente o en botellas individuales para llevar en el bolsillo.

E.- Almacenar el suministro previsto de soluciones alcohólicas para la frotación de manos en áreas aprobadas para productos inflamables.


A requerimiento de los interesados podemos remitir por correo electrónico el texto completo en inglés, en formato PDF, del CDC MMWR de 25 de Octubre del 2002 / Vol. 51 / No. RR-16. (Guía para la Higiene de manos en Centros Sanitarios) estudio de donde han sido extraídos los párrafos citados con anterioridad.